Saltar al contenido
El Mundo del Café

Inicio » Recetas con café » Solomillo de cerdo al café

Solomillo de cerdo al café

¿Quieres hacer un plato de carne en casa tradicional y a la vez moderno? Aprende a cocinar un delicioso solomillo de cerdo al café que sorprenderá tanto por su suavidad como por su sabor.

 4/5

Ideal para comidas o cenas especiales y del dĂ­a a dĂ­a

Muy fácil | Tiempo de elaboración: 55 minutos

Personas: 4

solomillo de cerdo al cafe

El solomillo de cerdo ibérico es una de las carnes que más juego da en la cocina porque se puede asar entera, troceada, cortada, fileteada, etc. Su consumo reduce los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, aporta proteínas, es fuente de potasio, vitaminas y minerales. Además, no tiene un alto contenido en grasa.

Esta receta culinaria salada que te proponemos te encantará, puesto que la carne tiene un sabor muy suave y la mezcla de esta con el café gustará por igual a todo el mundo, porque puedes usar tanto café normal con cafeína como descafeinado.

¿Qué se requiere para hacer un rico solomillo al café?

Ingredientes necesarios para la receta de solomillo de cerdo al café

  • 2 solomillos de cerdo –si es posible que sean pequeños–
  • 1 taza de cafĂ© fuerte o intenso
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de azĂşcar o media cucharada de fructosa
  • 1 pimiento
  • Unas cuantas hojas de romero
  • Aceite de oliva
  • Sal, al gusto
  • Pimienta, al gusto

Elaboración paso a paso del solomillo al café

  1. Coloca la taza de café en un recipiente y añade los dientes machados y el azúcar
  2. DespuĂ©s, incorpora el pimiento troceado –intenta que no caigan las semillas del pimiento– y las hojas del romero
  3. Cuando se hayan integrado todos los ingredientes, añade el solomillo en rodajas y déjalo marinar unas dos horas
  4. Tras ello, calienta unas gotitas de aceite en una sartén antiadherente y dora en ella las rodajas de solomillo
  5. Añade el líquido de la marinada, sal y pimienta al gusto. Cuécelo durante unos 10 o 12 minutos a fuego muy suave
  6. ¡Listo! Acompaña el plato con patatas gratinadas o una guarniciĂłn de verdura y tendrás una comida espectacular con un sabor aun más especial… ¡a comer!