Tarta helada de café: una delicia para el paladar

Es todo un clásico. La tarta helada de café es un plato de repostería casera que triunfa siempre. Ello se debe a que incluye como ingrediente principal el café, que es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, además de un aromatizante muy utilizado para elaborar deliciosos postres. Por eso, nuestros amigos de Gustoso Paladar han elaborado esta maravillosa receta, ¡toma nota!

5/5

Ideal para todo el año, especialmente en épocas calurosas como verano o primavera

Fácil | Tiempo de elaboración: 15 minutos

Personas: 4

Un clásico de la repostería: las tartas

Hoy en día existen muchas recetas conocidas que llevan café, siendo este su ingrediente principal. Hoy te traemos estos vasitos de tarta que, siendo su segundo ingrediente el helado, obtenemos como resultado un postre muy placentero para cualquier paladar.

Esta receta es muy fácil de hacer y lo mejor: ¡en muy poco tiempo! Gracias a ello es ideal para cualquier momento o ante un evento especial. En este caso nosotros hicimos porciones individuales en vasitos, pero también queda increíble en molde para tartas.

Accesorios y utensilios necesarios

Ingredientes

  • 200 gr bizcochos de soletilla
  • 400 ml de café
  • 500 ml de helado de vainilla
  • 1 bote de leche condensada
  • Canela, cacao en polvo o fideos de chocolate (opcional)

Modo de elaboración: ¿cómo hacer tarta helada de café?

  1. Con antelación retiramos el helado del congelador para que se ablande y así pueda ser más sencillo de manipular. En esta ocasión, aunque es una tarta, vamos a emplatar las raciones de forma individual en un vaso de cristal.
  2. El café lo colocamos en un cuenco. Es importante saber que si está recién hecho lo dejaremos enfriar hasta temperatura ambiente. Puedes hacerlo con tu cafetera favorita.
  3. Empezamos pasando los bizcochos por el café y dejamos que estos lo absorban.
  4. Colocamos las galletas humedecidas por el café en el molde, así formaremos nuestra primera base, la cual no puede ser gruesa, con una fina capa basta.
  5. Lista la primera base agregaremos la leche condensada. Puede ser mucha o poca, dependerá de qué tan dulce queramos el resultado. Aunque recuerda no opacar el sabor del café.
  6. Ahora es el turno de la capa de helado, que deberá ser más gruesa que la de galleta.
  7. Volvemos al paso de la base de galletas, y así hasta que se terminen los ingredientes.
  8. Es importante cerrar la tarta con una capa de helado y podemos agregar un poco de cacao o canela, lo que más te guste.
  9. Ahora la llevamos directo al congelador por un par de horas. Te aconsejamos que lo saques del frío unos 10-15 minutos antes de servir.
  10. ¡A disfrutar!

Trucos culinarios

Por un lado, puedes utilizar cualquier tipo de café y cualquier tipo de galletas. En el caso del café te recomendamos que elijas tu favorito, así te asegurarás de que el sabor final sea el esperado; mientras que el tipo de galletas es indiferente, siempre y cuando su sabor encaje bien con el café escogido.

Por otro lado, la leche condensada es fácilmente intercambiable por dulce de leche, por sirope de caramelo o sirope de chocolate.

Alternativas a la tarta helada de café

Las alternativas a esta receta pueden ser infinitas, ya que puedes utilizar cualquier sabor de helado. Así, el de vainilla puede ser cambiado por el helado de nata o por cualquier otro que tenga un sabor poco intenso y se complemente bien con el café resáltandolo y no anulándolo.

Esperamos que te haya gustado esta receta. Coméntanos cómo haces tarta helada en casa, te leemos en los comentarios.

Comparte esto con los tuyos…Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Quizás te interese...

flan, custard, dessert
Flan de café al baño María
Natillas de café
Mousse de café

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *