Saltar al contenido

Inicio » Variedades del café » Cómo hacer café con leche: el desayuno ideal por las mañanas

Cómo hacer café con leche: el desayuno ideal por las mañanas

El café con leche es una de las bebidas con café más consumidas en nuestro país y en todo el mundo. Sus proporciones varían según las costumbres en cada lugar, la mezcla de café con leche suele ser a partes iguales, además de esto hay un par de cosas fundamentales para que salga una leche más cremosa, una de ellas es usar un espumador de leche, pero hay muchos más trucos, apréndelos todos en este post, ¡sigue leyendo!

5/5

Ideal para el desayuno y en cualquier momento del día

Fácil | Tiempo de elaboración: 5 minutos

como hacer cafe con leche en casa

¿Qué es el café con leche?

Cuando hablamos del café con leche, estamos haciendo referencia a la bebida que se sirve con café y leche a partes iguales. Normalmente, suele ser una proporción del 50% de leche y 50% de café.

Se prepara con café expreso preparado en cafeteras de goteo o filtro, aunque esta forma de tomar café no se limita solo a un solo tipo de café. Si bien es cierto que desde la invención del café soluble es muy común su sustitución.

Además, para servirlo se utiliza una taza de entre 200 y 250 ml, la cual se conoce como taza de desayuno; de ahí que al café con leche con frecuencia se le conozca como la bebida del desayuno en muchos países del mundo.

Origen e historia del café con leche

La forma de elaborar café con leche tradicionalmente era vertiendo el café molido en agua hasta llevarlo a ebullición, después se colaba y tras ello se añadía la leche.

Pero actualmente, lo más común es preparar el café en una cafetera y servirlo en una taza a la que se le agrega la leche y se añade el azúcar. Aunque otra forma también famosa de hacer café con leche es agregar a leche hervida una cantidad de café molido y esperar a que este se disuelva.

Dicho café puede ser tanto con cafeína como descafeinado. Al igual que la leche, la cual en regímenes dietéticos puede ser descremada, desnatada o de origen vegetal (soja, almendra o arroz); y el azúcar, que se puede cambiar por sacarina u otro tipo de edulcorante.

Calorías del café con leche

Muchos usuarios nos preguntan con frecuencia por las redes sociales cuántas calorías tiene el café con leche. Verás, un café con leche entera en un 50% de cada ingrediente con un azucarillo tendría 31-66 Kcal por taza; un café con leche semidesnatada con un 50% de cada ingrediente más azucarillo oscilaría entre 22-57 Kcal; y un café con leche desnatada, también al 50% con azucarillo, poseería entre 17-52 Kcal.

El café por sí solo no tiene apenas calorías, pero al mezclarlo con leche y/o azúcar, las calorías aumentan. Ten en cuenta que el café no solo puede endulzarse con azúcar sino también con sacarina o Stevia, que es un producto de origen natural con bajo contenido calórico; sacarina, edulcorante artificial; o aspartamo, también un edulcorante artificial.

Curiosidades: ¿el café con leche después de comer sienta mal?

Seguro que en algún momento te has planteado si era bueno tomar café con leche tras comer puede sentarte mal. Esto no es más un mito que otra cosa porque, según afirman los expertos nutricionistas, el café con leche favorece la digestión, aunque depende de la comida anterior y la cantidad de café que se agregue.

Quizás, la creencia popular de que el café con leche sienta mal venga dada del hecho de que la leche dificulta la digestión y tras una comida copiosa es optar por una bebida con café con poca leche.

Aun así, es cierto que un café con leche puede servir para equilibrar una comida y el hecho es que, si te gusta y no te sienta mal, no hay motivo por el cuál no hay razón de dejar de tomarlo, ¿no crees?

Accesorios y utensilios necesarios para preparar café con leche

Ingredientes para hacer café con leche

  • 2 tazas de café fuerte
  • 2 tazas de leche caliente
  • 1 cucharada de azúcar
  • 4 ramitas de canela

Modo de elaboración del café con leche

Para hacer un café con leche buenísimo necesitas usar un café fuerte. Tras agregarle la leche caliente se atenúa el color de este, pero no su sabor, que sigue siendo irresistible.

Seguro que ya sabes cómo preparar café con leche, pero nosotros vamos a darte unos consejos básicos para que le saques el mayor provecho a tu bebida en cuanto a sabor porque no hay nada más reconfortante que despertarte y tomar un buen café con leche acompañado de unas tostadas de tomate y aceite o unos croassantes de mermelada con mantequilla.

Generalmente, la medida para hacer un café con leche es 25 ml de café expreso por cada 100 ml de leche calentada a 70ºC. Mira los posos que debes seguir para realizar un café con leche bueno:

  1. Comienza mezclando en una jarra el café con leche con el azúcar
  2. Después, calienta las 4 tazas con agua caliente
  3. Sigue preparando tu bebida repartiendo el café con leche
  4. Coloca una ramita de canela en cada taza
  5. ¡A disfrutar!