Saltar al contenido

Inicio » Accesorios » Tazas de café: tradición y distinción al tomar café

Tazas de café: tradición y distinción al tomar café

La elección de las tazas clásicas donde servir el café es un detalle que un verdadero apasionado de este mundo no debe descuidar. Elegir bien este utensilio puede aumentar la satisfacción de las personas que consumen café tanto si son tus invitados como si regentas un negocio de hostelería. Echa un vistazo a nuestras ofertas en tazas de café, ¡son fácilmente combinables con jarras, teteras y cubertería!

Las mejores ofertas en tazas clásicas de café

Si has llegado hasta aquí es porque quieres ver las tazas clásicas para café de mayor calidad a buen precio… ¡haz click para ver los detalles!

Guía de compra: ¿qué es una taza de café? ¿para qué sirven? ¿por qué necesitas el mejor juego de café para casa y para bar?

A continuación, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para comprar una taza de café adecuada a tus necesidades, tanto si buscas un juego completo para tu hogar como si es para un negocio de hostelería o cafetería.

¿Qué es una taza de café?

Una taza de café es un recipiente en el que se sirven bebidas a base de café: cortados, largos, cappuccinos, etc. Suelen estar fabricadas en cerámica esmaltada y tienen un único asa para una mayor comodidad cuando la bebida está caliente.

comprar tazas de cafe

Tipos de tazas clásicas

SegĂşn su uso

  • Tazas de boca ancha: son las ideales para el cafĂ© largo, los cappuccinos y los expresos –tambiĂ©n para los tĂ©s, en el caso de que seas fan de esta bebida–, porque cuentan con bordes redondeados con formas suaves o angulares.
  • Vasos: por lo general, están diseñados con el mismo material que las tazas, pero tienen un aspecto algo más moderno al carecer de asas. Normalmente, el cafĂ© se bebe en vaso cuando se toma con hielo.
  • Mugs: poseen un diseño más estilizado que los anteriores y se caracterizan por tener forma cilĂ­ndrica o cĂłnica, además de una boca más estrecha.

SegĂşn su material de fabricaciĂłn y colores

  • Tazas de porcelana clásica blanca: son las de toda la vida. Las más modernas son adecuadas para su uso en el horno y microondas y tambiĂ©n para su lavado en el lavavajillas.
  • Tazas de porcelana clásica de colores: son iguales que las anteriores, la Ăşnica diferencia con estas es que se presentan en colores lisos. AsĂ­ los packs pueden ser todos de un mismo color o mezclar varios.
  • Tazas de porcelana con acabado vidriado: son difĂ­ciles de confundir porque poseen una tonalidad de color tierra y pastel. Su uso es adecuado en hornos y es apto para el lavado en lavavajillas.
  • Tazas de vidrio borosilicato: son muy interesantes porque este material es altamente resistente al choque tĂ©rmico; de ahĂ­ que sea un tipo de taza muy utilizado en hostelerĂ­a.
  • Tazas de cerámica: se caracterizan por tener un interior en color blanco y un exterior en color liso. Son utilizadas en oficinas y lugares de trabajo dada su belleza y su facilidad de limpieza, pues son aptas para su uso en microondas, horno y lavavajillas.
  • Tazas de acero esmaltado: son tambiĂ©n muy estĂ©ticas y están disponible en colores lisos y con el borde destacado. TambiĂ©n pueden usarse en hornos y limpiarse en lavavajillas.

SegĂşn su capacidad

Las tazas también se pueden diferenciar según los mililitros de café que pueden albergar en su interior.

Con frecuencia nos preguntamos qué capacidad tiene una taza de café sin darnos cuenta de que esta cuestión dependerá del café que se prepare, puesto que no es lo mismo un café expreso –que suele tener unos 70, 80 u 85 ml– que un café largo –lo normal es que tenga unos 100 o 220 ml–, ya que, en este último caso, tendremos que utilizar un vaso de al menos 310 ml de capacidad.

SegĂşn el modelo y el fabricante

Actualmente, pueden adquirirse todos los tipos de tazas en packs de 2, 4, 6, 12 e incluso 24 unidades. Asimismo, la elección de uno u otro dependerá de tus necesidades.

Entonces, ¿cuál es la taza perfecta?

Si buscas apreciar todos los matices del café, no te recomendamos materiales de plástico o metálicos, ya que pueden hacer que la bebida pierda el calor rápidamente, además de no ser muy útiles a la hora de ver el contenido.

Es verdad que los clásicos prefieren las tazas de porcelana porque en ellas se puede degustar tanto el sabor del café como el aroma, debido en parte al hecho de que la forma cónica es la que mejor mantiene el calor al entrar menos en contacto con el líquido.

Pero… ¿qué elegir: tazas blancas o de colores? Muchas investigaciones hacen énfasis en la idea de que el color de la taza de café influye sobremanera en la calidad de esta y también en sus sensaciones y matices: en una taza blanca se percibe un sabor más intenso y aromático mientras que una taza de colores da la sensación de que el café es mucho más potente y rico en matices.

Todo depende de la persona que lo beba, de sus gustos y de su propia personalidad. Lo que parece claro es que lo más normal es tomar el café en taza (ya sea blanca o con estampado) cuando es caliente y elegir vaso para cuando es frío y cuando se quiera ver el interior, como ocurre en ciertas bebidas como el café bombón o el cappuccino.

La taza más vendida para casa es el juego de 6 tazas de cerámica de colores de la marca Panbado

La taza más vendida para hostelería es el juego de 6 tazas de cerámica blanca de la marca Lifver

Cualquier amante del café sabe que la elección del envase donde consumir esta bebida no es cuestión de postureo.

En definitiva, no importa cuál sea la taza que elijas –con estampados, frases, de cristal, de porcelana…–, lo importante es que te guste y que te sientas cómodo con ella, siendo consciente de todas las cosas que te hemos contado en este artículo. Y si quieres ver las 8 tazas más originales para beber café, no dejes de leer nuestro artículo dedicado a ello.