Saltar al contenido

Cold Brew: 5 cosas que probablemente no sabes sobre él

COLD BREW: 5 COSAS QUE PROBABLEMENTE NO SABES SOBRE ÉL

Durante el verano, no hay nada como disfrutar de una taza de café frío. Los amantes del café valoramos mucho el de calidad y la nueva alternativa, que le está ganando la batalla al café helado, es el café Cold Brew. Pero, ¿qué es lo que hace que se esté volviendo tan popular en todos los rangos de edad? Te contamos las cinco cosas que seguro no conoces sobre la bebida del verano: el Cold Brew.

cold brew cafe

1. Es fácil de hacer en casa

Las infusiones frías son fáciles de hacer en casa, aunque existen varias formas de hacerlas, que te comentaremos a continuación, todas tienen en común la necesidad de usar agua limpia y filtrada y algo de tiempo. Compruébalo tu mismo:

  • Con el método de goteo en frío. Para ello, necesitas comprar un sistema de infusión en frío que permita que el café gotee durante alrededor de 5 horas o más.
  • Con una prensa francesa con agua fría. Aunque lo más frecuente es utilizar agua caliente para hacer el café en las cafeteras de émbolo, también puedes usar fría, pero el proceso requerirá incorporar menos café molido y estar preparándose alrededor de unas 12 horas.
  • Con el método de inmersión. Es el más sencillo de todos, sin lugar a dudas. Solo necesitas un frasco, un litro de agua, un frigorífico y un tiempo aproximado de 24 horas.

2. La infusión en frío es menos ácida que el café hecho de forma tradicional

En una reciente investigación, se descubrió que las infusiones en frío poseen un pH de 6.31, mientras que el café normal posee un pH de 5.48. Esta disminución de la acidez hace que el café sea más accesible como bebida a quienes siguen dietas bajas en ácido, siempre y cuando se tome en pequeñas cantidades.

3. El sabor del café frío es más suave y cremoso

Al tener una preparación completamente diferente al café caliente, el Cold Brew ofrece un sabor con menos cuerpo y algo más dulce, además de parecido a las nueces. Es una alternativa más saludable porque es mucho más suave y cremoso, además de que requiere menos azúcar para neutralizar el amargor propio de esta sustancia.

4. Tiene la misma cantidad de cafeína que el café normal

Es una cuestión que se ha debatido mucho. En realidad, no hay mucha diferencia entre la cantidad de cafeína del Cold Brew y la que posee un café normal. Esto depende básicamente del proceso, la concentración y, sobre todo, la disolución.

5. Puedes utilizarlo en multitud de recetas

El café frío se mantiene en condiciones perfectas durante bastante más tiempo que el café normal. Ello permite que sea muy versátil y no solo puedas beberlo tal cual sino que también lo puedas utilizar en muchas recetas: cócteles, batidos y postres.

Esperamos que esta lista te haya ayudado a saber qué es el Cold Brew y te animes a prepararlo y beberlo en casa. Es una bebida especialmente recomendada en épocas calurosas, pero también puedes hacerla en invierno, ¿te animas a probarlo?

[ssba-buttons]