Saltar al contenido

Cómo hacer café irlandés

CAFÉ IRLANDÉS

Conocido como Irish Coffee –en irlandés, café Gaelach–, es un cóctel que consiste en mezclar whisky irlandés, café, crema y azúcar. Si quieres conocer su origen e historia y aprender a hacerlo en casa, sigue leyendo nuestro artículo.

 5/5

Ideal para las mañanas, tardes y noches de invierno

Fácil | Tiempo de elaboración: 20 minutos

cafe irlandes

Origen del café irlandés

El café irlandés se originó en la década de los años 40 del siglo XX durante un duro invierno en el aeropuerto irlandés de Shannon. Tras el retraso de un vuelo, Joe Sheridan tuvo la idea de añadir whisky al café para contrarrestar el frío y cuando fue preguntado por su origen brasileño respondió que era café irlandés, ya que el principal ingrediente de esta bebida era el whisky de la zona.

Su receta no es compleja, pero sí exige cuidar los detalles al máximo para poder disfrutar de ella y de su sabor aromático, dulzón y festivo.

Actualmente, se cree que esta bebida sirvió como inspiración para que Gilbeys of Ireland comenzase en 1974 la comercialización de Baileys, el llamado “café irlandés industrializado”, al contener en su composición los ingredientes anteriormente comentados: café, whisky irlandés y crema.

El café irlandés en España y en otros países del mundo

En España, se sirve el whisky –o güisqui– separado del café; pero en otros lugares del mundo se mezcla esta bebida con el azúcar y el café, al estilo de la receta original, siendo la nata la que se sirve por separado o por encima de la mezcla.

Hoy en día, el café de Irlanda es poco consumido y valorado por las generaciones más jóvenes, quienes sucumben ante la moda de otras bebidas como pueden ser los cappuccinos o los cafés lattes.

Accesorios y utensilios necesarios

Ingredientes

  • 40 ml de whisky irlandĂ©s
  • 80 ml de cafĂ© caliente
  • 30 ml de crema
  • Una cucharada de azĂşcar moreno

Modo de elaboraciĂłn

  1. Lo primero para preparar cafĂ© irlandĂ©s es echar una cucharadita de azĂşcar en una copa de balĂłn o cervecera, ya que es el lugar donde se mezclan los ingredientes generalmente –a veces se sirve en este recipiente y otras veces en el tĂ­pico vasito de cristal de tipo irlandĂ©s–.
  2. DespuĂ©s, añade el whisky irlandĂ©s y mezcla todos los ingredientes. En algunos paĂ­ses, este es el paso en el que se procede a su flameado. 
  3. Tras mezclar el whisky y la cucharadita de azúcar, añade el café. Y tras ello, la nata líquida.
  4. Finalmente, decora la mezcla con café en polvo o nuez moscada, para darle ese toque especial a la bebida.
  5. ¡A disfrutar! Esta bebida es necesaria tomarla con cuidado, debido al vapor que desprende el trago, ya que el alcohol del whisky se vuelve inflamable al calentarlo.