10 formas de mantener alto el nivel de energía durante todo el día

Afortunadamente, hay muchas formas naturales de elevar tu energía y mantenerla en el máximo nivel durante todo el día. Mira las 10 formas que te mostramos para lograrlo:

turn on, turn off, coffee

1. Toma café

Evidentemente, no podíamos comenzar de otra manera. Tomar café es una excelente manera de mantener el nivel de energía alto, porque no solo aumenta el estado de alerta sino que agudiza la mente, gracias a la cafeína.

Está comprobado científicamente que tomar café en dosis moderadas mejora las capacidades mentales, el estado de ánimo y el tiempo de reacción, entre otros beneficios. La ciencia dice que no se debe tomar más de 400 mg de cafeína al día o lo que es lo mismo 4 tazas de café, ya que el efecto puede ser el contrario y una ingesta superior puede llegar ocasionar perjuicios para la salud.

2. Bebe más agua

¿Cuántos vasos de agua bebes al día? Cada persona es diferente y es probable que necesites más o menos cantidad de agua dependiendo de tu nivel de actividad, aunque lo suyo es tomar al menos 8 vasos de agua al día.

La ingesta de agua es muy importante para los niveles de energía porque cuando estás deshidratado lo más normal es que te sientas fatigado; esto sucede porque este estado afecta al flujo de oxígeno al celebro y hace que el corazón tenga que trabajar más para bombear oxígeno a los órganos, lo cual hace que tu cuerpo se canse más y esté menos alerta.

Por eso, si te mantienes hidratado, no solo energizas tu mente sino también tu cuerpo.

3. Haz ejercicio al aire libre

Correr, andar, practicar algún deporte o entrenar al aire libre es muy beneficioso para la salud, especialmente para incrementar tus niveles de energía. La razón es que estás absorbiendo oxígeno fresco y luz solar, por lo que tus sentidos se elevarán. Además, la mente es consciente de que estás en un terreno medioambiental y estar en contacto con la naturaleza y el entorno contribuye a levantar el ánimo.

4. Practica yoga o meditación

Sacar unos momentos de su día para calmar tu mente y centrar tus pensamientos puede tener un impacto significativo en todo el día. Puede parecer una paradoja que la meditación o el yoga pueda aumentar tu energía, pero definitivamente puede hacerlo.

Investigadores de la Universidad de Waterloo realizaron un estudio que mostró que practicar solo 25 minutos de Hatha yoga o meditación de atención plena por día tiene la capacidad de enfocar el poder de procesamiento del cerebro, lo que ayuda a las personas a concentrarse más fácilmente en realizar tareas en su vida diaria.

5. Ríe más a menudo

Quizás, una de las formas menos pensadas de controlar el estrés es simplemente reír. La risa es una forma de alivio del estrés médicamente probada, ya sea viendo tu programa de comedia favorito o escuchando contar anécdotas a tus conocidos.

La risa en realidad tiene el poder de inducir una larga lista de cambios físicos en tu cuerpo: estimula los órganos y la respuesta al estrés provocando una gran sensación de relajación. En particular, mejora el estado de ánimo, combate el estrés adicional y fortalece el sistema inmunológico, lo que sin duda tendrá un efecto positivo en sus niveles de energía.

6. Toma una siesta energética

Las siestas durante el día son una de las mejores formas de tratar la falta de sueño. Los beneficios que puede obtener de 15 a 20 minutos de siesta son increíbles. Tomar siestas energéticas es una excelente manera de reducir el estrés e incluso puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

7. Consume alimentos ricos en proteínas

Elegir los alimentos adecuados a lo largo del día tiene un impacto significativo en sus niveles de energía, puesto que consumir una dieta rica en proteínas va a proporcionarte energía sostenida. Sin embargo, no comer lo suficiente puede ser la razón principal de la fatiga.

Los alimentos a base de proteínas le dan al cuerpo el combustible que necesita para construir y reparar tejidos. Debido a que la proteína tarda más en descomponerse que los carbohidratos, es una fuente de energía más duradera. Alimentos como la carne, el queso, el pescado, los huevos y el yogur son una excelente fuente de proteínas para el cuerpo.

8. Come cada pocas horas

Lo más normal es que estés acostumbrado a comer tres veces de forma abundante al día, pero esto no es sano y repercute directamente en tus niveles de energía.

Comer comidas pequeñas y frecuentes es la clave para mantener tu energía durante todo el día, puesto que una parada para ingerir bocadillos u otras comidas pequeñas cada 2 o 3 horas proporciona a tu cerebro el combustible que necesita para estar activo.

No se trata de alimentos ni comidas copiosas, simplemente una pieza de fruta o unos frutos secos serán más que suficientes para alimentar cuerpo y mente y para mantener tu energía en el nivel donde debe estar.

9. Aumenta la ingesta de magnesio

Si te encuentras con poca energía durante un largo período de tiempo, es posible que una de las razones de ese cansancio sea un déficit de magnesio.

El magnesio es responsable de descomponer la glucosa en energía, por lo que incluso si tu magnesio es un poco bajo, sus niveles de energía pueden caer en picado.

Las mujeres deben consumir alrededor de 300 mg al día y los hombres alrededor de 350 mg. Lo ideal es que obtengas magnesio a través de la alimentación: almendras, anacardos, avellanas, cereal de salvado… pero también es posible tomar multivitamínicos, siempre bajo supervisión médica.

10. No fumes y no bebas alcohol

Es frecuente pensar que la nicotina te da como fumador una ‘explosión de energía’ después de fumar un cigarro. Sin embargo, la realidad es que fumar reduce tu energía provocando insomnio, por eso eliminar este hábito de tu vida puede devolverte el sueño profundo que necesitas para descansar y levantarte enérgico y con vitalidad.

Lo mismo ocurre con el alcohol, la creencia popular dice que tomar bebidas alcohólicas antes de dormir es asegurar que dormirás bien por la noche. Inicialmente, ingerir alcohol da sueño, pero tiene otros efectos que interfieren con el sueño, puesto que aumenta los niveles de epinefrina, la hormona del estrés que estimula el cuerpo y aumenta la frecuencia cardíaca haciendo que te despiertes aleatoriamente y con frecuencia durante la noche. Lo mismo ocurre a la hora del almuerzo, ya que el alcohol puede que te haga estar más cansado a horas más tempranas.

Comparte esto con los tuyos…Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Quizás te interese...

coffee, capsule, coffee capsule
¿Cómo y dónde reciclar cápsulas de café?
cafe, coffee, aroma
Los 6 mejores molinillos de café de 2020
black coffee, macaroons, close-up
Las 8 tazas más originales para beber café

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *